martes, 3 de abril de 2012

Cambia de rumbo y haz realidad tus sueños

Estrategias para tomar las riendas de tu existencia y conseguir la felicidad

La estabilidad nos hace sentir seguros pero también puede desmotivarnos y dejarnos sin ilusiones. Para evitarlo, aprende a transformar aquellos aspectos de tu vida que te producen insatisfacción.

La vida está en continuo movimiento. Oponerse a ello es como intentar detener la fuerza de las aguas. Si nos empeñamos en mantenernos siempre en el mismo sitio iremos contracorriente y nuestra vida puede volverse monótona y sin interés. Es necesario valorar el estado de la situación y decidir si es conveniente realizar un cambio de estrategia.

Pasar página para vivir el futuro

Hay aspectos de nuestra vida que se mantendrán inamovibles año tras año, pero hay otros que tienen fecha de caducidad. Prolongarlos innecesariamente es un error, ya que pueden acabar con nuestra alegría de vivir. Empeñarse en mantener el estilo de vida de la juventud, perpetuarse en un puesto de trabajo que no nos satisface, obsesionarse con un antiguo amor… son actitudes que nos harán cometer los mismos errores una y otra vez. Es necesario, por lo tanto, pasar página, desprenderse del pasado y enfrentarse al futuro con ilusión.

Es justamente la posibilidad de realizar un sueño lo que hace que la vida sea interesante”, dice el escritor Paulo Coelho. Y es que trabajar duro para que nuestros sueños se hagan realidad nos hará crecer como personas y encontrar la felicidad.

CÓMO SABER SI LLEVAS LA VIDA QUE REALMENTE DESEAS

Para detectar cuándo una etapa ha llegado a su fin, una buena idea es aplicar este consejo de Steve Jobs:

Durante los últimos 33 años –explicaba el magnate informático- cada mañana me he mirado en el espejo y me he preguntado: ‘Si hoy fuese el último día de mi vida, ¿querría hacer lo que voy a hacer hoy?’. Y si la respuesta era ‘no’ durante demasiados días seguidos, sabía que necesitaba cambiar algo”. Se trata, por tanto, de ser sincero con uno mismo y valorar si realmente vivimos como siempre habíamos querido hacerlo.

Idea más deseo, igual a realidad

Para conseguirlo, no es suficiente con tener grandes ideas. Hay que llevarlas a la práctica. Lo conseguiremos siguiendo estas eficaces estrategias.

  • Prepararse para ello. Para que nuestro cambio de estrategia se haga con éxito, no hay que dejarlo en manos de la improvisación. Es necesario tomarse el tiempo necesario para prepararse bien y hacerlo lo mejor posible. “Sólo es capaz de realizar los sueños el que, cuando llega la hora, sabe estar despierto”, decía es escritor español León Daudí.
  • Ser ambiciosos, pero realistas. A la hora de planear el futuro, hay personas que van paso a paso y otras que prefieren marcarse objetivos más ambiciosos. La clave está en encontrar el equilibrio. “Soy un soñador práctico –aseguraba Gandhi-, mis sueños no son bagatelas en el aire. Lo que yo quiero es convertir mis sueños en realidad”.
  • Persistir en el intento. “A veces navegamos con el viento, a veces en contra; pero debemos navegar, no estar a la deriva, ni echar el ancla”, decía el escritor norteamericano Wendell Holmes. Y es que otro de los aspectos importantes para conseguir el éxito es superar las dificultades y no desanimarse jamás.
  • Cambiar de estrategia. La flexibilidad es una de las características imprescindibles en las personas que han conseguido el éxito personal. Si las cosas no salen como queremos, en lugar de arrojar la toalla, es necesario cambiar de dirección. “No puede impedirse el viento –reza un proverbio holandés-. Pero pueden construirse molinos”.

BORRÓN Y CUENTA NUEVA:

ESTRATEGIA PARA APRENDER A CAMBIAR

Cuando haces limpieza en casa, desprendiéndote de todo aquello que no necesitas para ganar espacio y colocar mejor lo que sí te resulta útil, ¿verdad que sientes un gran bienestar? Pues lo mismo debes hacer con tu vida. De vez en cuando, hay que eliminar todo aquello que lastre tu existencia y que te hace perder energía vital (relaciones negativas, trabajos monótonos, etc.) para así disfrutar mejor de lo que sí te interesa. Te sentirás más ligero/a y a gusto contigo mismo/a.

  • CÓMO HACERLO. Haz una lista con los aspectos de tu vida que no te gustan. No hace falta que sean importantes; desde pasear al perro hasta realizar un trabajo que no te llena. Elige dos de estas cosas, subráyalas y proponte cambiarlas a partir de mañana mismo. Pueden ser las más fáciles de transformar o bien las que más te disgustan, lo que quieras. Una vez hayas elegido, anota la estrategia que seguirás para transformarlos. Si eliges pasear al perro, puedes escribir “pedirle a otro miembro de la familia que lo haga”. Cuando hayas acabado con esos dos aspectos negativos, enfréntate a otros, y así hasta acabar con la lista. Ya verás como, a medida que lo vas consiguiendo, te verás más capacitado para organizarte la vida a tu conveniencia y no a la de los demás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario