sábado, 28 de diciembre de 2013

CONSIGUE QUE TUS PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO SE HAGAN REALIDAD

DETERMINAR LOS OBJETIVOS Y ESTABLECER UN PLAN, LA MEJOR ESTRATEGIA A SEGUIR
Para que este nuevo año sea mejor que el que acaba, no lo dejes en manos de la suerte. Decídete a actuar y tendrás más posibilidades de mejorar tu vida.

Suenan las 12 campanadas y brindamos por el nuevo año que empieza, 365 días en los que todo parece posible: aprender inglés, comer más sano, reciclarse en el trabajo, dejar de fumar, hacer deporte... Son proyectos que se formulan de forma sincera pero que, en muchas ocasiones, no se llegan a materializar. Para que este año puedas llevar a cabo con éxito todo lo que te propongas, es necesario elaborar un plan realista.

ESTABLECER METAS CLARAS
"Perdone, señor, ¿le importaría decirme qué camino debo tomar?, le preguntó Alicia a la oruga gigante. ¿Hacia donde vas?, le preguntó a su vez la oruga. No lo sé -respondió Alicia-. En tal caso -le contestó la oruga-, no importa el camino a tomar". Este diálogo, extraído de la obra maestra Lewis Carroll "Alicia en el país de las maravillas", ilustra muy bien la necesidad de concretar nuestros objetivos para que, de esta manera, podamos seguir el camino más directo hacia ellos.
De esta manera, en lugar de limitarnos a decir "este año voy a estudiar inglés", es mejor que especifiquemos más. Se trata de pensar no sólo en lo que haremos, sino también cómo, cuándo, dónde, etc. De esta manera no sólo estableceremos una meta, sino también la ruta que debemos seguir para llegar hacia ella.

EL MEJOR CAMINO HACIA TUS DESEOS
No basta con tomar una decisión. Ese es tan sólo el primer paso. Tienes por delante una larga trayectoria hasta llegar a tu objetivo. Para que te resulte más fácil, sigue los siguientes consejos:
-Motívate.- Muchos de los propósitos no se cumplen por falta de convencimiento. Si realmente quieres llevar a cabo tus planes, trata de automotivarte pensando en las consecuencias positivas de tu decisión ("si dejo de fumar, me encontraré mejor y ahorraré").
-Trata de ser más realista.- Si nos marcamos objetivos muy ambiciosos ("quiero hacerme rico montando un negocio"), el riesgo de desanimarte antes de tiempo será alto. Si realmente este es tu deseo, es mejor que te marques metas más modestas y vayas ampliando tus miras a medida que avances. Como decía el filósofo chino Lao Tsé: "Un viaje de mil millas comienza con un paso".
-Sé perseverante.- Tomar una decisión es fácil pero llevarla a cabo exige tiempo y esfuerzo. No te desanimes ante el primer contratiempo y pon toda la carne en el asador para conseguir tus objetivos. "La gota horada la piedra, no por su fuerza, sino por su constancia", decía Ovidio.
-Busca apoyos.- A la hora de emprender un camino que se prevé largo, es mejor si se hace acompañado. Encontrar a alguien con los mismos intereses que tú te ayudará a sentirte más motivado ya que, cuando tu voluntad flaquee, siempre tendrás la de tu compañero para compensarlo.
-No lo postergues indefinidamente.- Una vez hayas tomado la decisión y cuentes con todo lo necesario para llevarla hacia delante, no valen excusas. Es el momento de actuar.

QUÉ HACER PARA NO OLVIDARLOS
Hay una serie de técnicas infalibles que te ayudarán a tener presentes los buenos propósitos durante todo el año:
-Ponlos por escrito.- En algunos países, los deseos para el año nuevo se apuntan en un papel pues creen que así hay más posibilidades de que se cumplan. Se trata de una costumbre muy eficaz ya que, de esta manera, nos comprometemos más con ellos.
-Díselos a alguien.- También es recomendable verbalizarlos explicándoselos a una persona de confianza.
-Recuérdalos.- Cada semana o 15 días, dedica un día a valorar el proceso en el que se encuentran.

¿QUÉ TIPO DE "EMPRENDEDOR" CREES QUE ERES?
Todos tenemos nuestros propósitos en la vida, pero no actuamos de la misma manera para conseguirlos. Para lograr el éxito más fácilmente, es necesario saber cuáles son tus puntos flacos y saber superarlos.
-EL SOÑADOR.- Creativo y sensible, eres una fuente inagotable de ideas. El problema es que, a pesar de tu actitud apasionada y entusiasta, casi nunca logras que se hagan realidad.
CONSEJO: Quédate únicamente con los planes que te parezcan más realistas y asequibles y desestima el resto. Establece una estrategia a seguir y comprométete contigo mismo a lograr tus objetivos.

-EL PERFECCIONISTA.-Le das tantas vueltas a las cosas y las analizas tan detenidamente que, al final, consigues la mitad de lo que te habías propuesto.
CONSEJO: Deja de esperar a que las circunstancias cambien por sí solas ("dejaré de fumar cuando no esté tan estresado /a en el trabajo") y decídete a actuar de una vez por todas.

-EL REALISTA.- Tienes los pies sobre la tierra y no te comprometes a nada que sabes que no podrás llevar a cabo. Una vez has tomado la decisión, trabajas a fondo para que tus buenos propósitos se hagan realidad.
CONSEJO: Es la actitud perfecta para conseguir todo lo que te propongas. En ocasiones, sin embargo, valdría la pena que fueras más fantasioso/a y tratarás de lograr proyectos más ambiciosos.

-EL INSATISFECHO.- Tu vida es una búsqueda continua de la felicidad. A pesar de que sueles llevar adelante gran parte de tus objetivos, nunca te parece suficiente.
CONSEJO: De vez en cuando, no estaría de más que reflexionaras sobre todo lo que llevas conseguido hasta ahora. Te sentirás mucho más feliz y realizado/a.



jueves, 26 de diciembre de 2013

RECUPERAR EL OPTIMISMO


LAS PERSONAS POSITIVAS SE ENFRENTAN MEJOR A LAS DIFICULTADES DEL DÍA A DÍA
Adoptar una visión positiva frente a la vida es como jugar a las cartas con la ayuda de un comodín o cruzar un río de aguas bravas con un chaleco salvavidas. ¿Te sientes algo desanimado/a? ¿Has perdido tu capacidad para ver el vaso medio lleno? NO te des por vencido/a: recuperar el optimismo y aumentar tu nivel de felicidad está al alcance de tu mano.

"Casi todas las personas son tan felices como se deciden a serlo", aseguraba el político Abraham Lincoln. Y para tomar la que tal vez es la decisión más importante de nuestras vidas, que no es otra que la de luchar por nuestra felicidad, es necesario recuperar el optimismo. "La costumbre de ver el buen lado de cada cosa vale una fortuna", advertía  el escritor español Noel Clarasó. Esta capacidad para observar el mundo a través de una óptica más positiva no puede comprarse con dinero, pero sí que puede ejercitarse día a día.

AUMENTA TUS DEPÓSITOS DE OPTIMISMO
El máximo experto en optimismo, el doctor Martin Seligman, indica que, si bien hay personas que por naturaleza son entusiastas y otras que ven la vida a través de un filtro oscuro, este rasgo hereditario puede modificarse. De hecho, los especialistas sostienen que sólo el 25% del optimismo de una persona depende de los genes. El 75% restante puede potenciarse. No se trata, por tanto, de ser optimista sino de quererlo ser.
-Mantén la esperanza.- Aunque la situación se presente algo difícil o incierta, intenta hacer interpretaciones positivas que te sean favorables. La clave está en ver lo que muchos psicólogos llaman el "resquicio de luz". "Cuando quieres cambiar tus circunstancias, primero tienes que cambiar tu forma de pensar", aconseja la terapeuta Lisa Nichols.
-La recompensa.- Igual que la risa aporta alegría, los pensamientos optimistas atraen la prosperidad y el éxito. ¿Sabías que los comerciantes de talante optimista consiguen hasta un tercio de ventas más que los pesimistas? La célebre autora de "El secreto" lo resume con una sola frase: "Atraes lo que piensas". Un ejercicio que te ayudará a conseguir este propósito es introducir en tus conversaciones frases del tipo: "La buena noticia es que...", "pase lo que pase, voy a salir adelante...". "lo que ha sucedido me da la oportunidad de...", etc.
-Aprecia lo que tienes.- Los contratiempos de la vida suponen una oportunidad para valorar lo que se tiene y desprendernos de lo que no queremos. En lugar de centrarte en tus debilidades o en lo que no funciona, haz un esfuerzo por potenciar tus puntos fuertes y centrarte en lo que puedes hacer para mejorar cualquier situación. "El firmamento no es menos azul porque las nubes lo tapen o los ciegos no lo vean", reza un antiguo proverbio danés.
-Buenas vibraciones.- Tener amigos alegres incrementa en un 9% la capacidad de ser feliz, mientras que rodearse de personas pesimistas reduce en un 7% las emociones positivas. Procura, por tanto, relacionarte con gente animosa, que te ayude a ver el lado más amable de la vida.

EL EFECTO DOMINÓ DE LAS EMOCIONES POSITIVAS
"En los ánimos encogidos nunca tuvo lugar la buena dicha", dijo en una ocasión Miguel de Cervamtes. Cuando nos sentimos contentos y animados, en cambio, nuestros pensamientos se cargan de optimismo, una fuerza capaz de influir de forma positiva en todos los ámbitos de nuestra vida.
-La vida se simplifica.- Cuando el estado de ánimo es bueno, tendemos a ser, según indican los autores de "Optimismo inteligente", más benévolos y menos críticos, tanto con nosotros mismos como con los demás, nos resulta más fácil mantener la motivación y nos cuesta menos tomar decisiones.
-Buenos recuerdos.- Por el simple hecho de estar contentos, nuestra mente tiende a traer recuerdos buenos del pasado. Rememorar esos momentos agradables hace que la sensación de bienestar se consolide y prolongue.
-Abre la mente.- Los estados de ánimo positivos también generan formas de pensamiento más flexibles, algo que nos ayuda a encontrar soluciones más novedosas y creativas y a alejar los temores de nuestra vida.
-¿Estás desanimado/a?.- En esos casos, va muy bien dar paseos al aire libre -la luz del sol levanta el ánimo y mejora el humor-, hacer deporte y plantearse la posibilidad de tomar un suplemento dietético natural, que ayude a enfrentarnos a los problemas cotidianos con la energía y los ánimos renovados. Algunos de los ingredientes que han demostrado científicamente sus propiedades beneficiosas en situaciones de desánimo son el azafrán y la vitamina B6.

TOMA LA DECISIÓN MÁS SABIA
Se cuenta que el discípulo de un venerable sabio estaba extrañado y sorprendido de que su maestro estuviera siempre de tan buen humor, sonriente y feliz a pesar de las dificultades por las que atravesaba. Tal era su intriga que, un día, el alumno le preguntó:
-Maestro, ¿cómo es que siempre se te ve tan contento y satisfecho?
-Amigo mío, no hay secreto alguno en esto -respondió el sabio-. Cada día cuando me despierto me hago esta pregunta: "¿Qué elijo hoy? ¿Alegría o tristeza?". Y siempre escojo alegría.


domingo, 22 de diciembre de 2013

UTILIZA EL HUMOR PARA MEJORAR TU ESTADO DE ÁNIMO


LA RISA TE AYUDARÁ A GANAR SEGURIDAD Y ENERGÍA POSITIVA

Una carcajada a tiempo desdramatiza cualquier situación y ayuda a pensar de una forma más objetiva. Para obtener los máximos beneficios de la risa tan sólo tienes que hacer dos cosas: relajarte ¡y disfrutar!

Un experto en terapia de la risa realizó un curioso experimento, Invitó a la mitad de los trabajadores de una empresa a ver varios capítulos de la comedia "El show de Bill Cosby" y, a la otra mitad, películas dramáticas. El resultado fue sorprendente. Los que disfrutaron de la serie cómica demostraron mucha más iniciativa y creatividad que aquellos que tan sólo pudieron ver un drama tras otro. Así pues, el simple hecho de conectarnos con emociones positivas produce una descarga de energía muy beneficiosa para nuestro estado de ánimo y nuestra salud.

RISAS CONTRA NEGATIVIDAD

Y es que reírse con ganas es más que una demostración de alegría. Cuando lo hacemos, se activan las mismas zonas cerebrales implicadas en la consecución del placer. Por esta razón, nos sentimos más satisfechos, tranquilos y felices. La risa, además, relaja los músculos, nos ayuda a respirar más profundamente, aumenta nuestras defensas e, incluso, nos hace soportar mejor el dolor. Es, por tanto, una inagotable fuente de bienestar. "Cada vez que un hombre ríe, añade un par de días a su vida", aseguraba el escritor italiano Curzio Malaparte.

BENEFICIOS DEL BUEN HUMOR

Hay muchas cosas que el buen humor puede hacer por ti. Si eres consciente de ello, te será más fácil sacrte todo el partido.

Alivia el enfado y la ansiedad. "La risa es un tranquilizante sin efectos secundarios", aseguraba el humorista norteamericano Arnold H. Glasgow. Dicen que la risa es una respuesta antagónica de la ansiedad. Esto quiere decir que genera una serie de beneficios: relajación, alegría, etc. que pueden aliviar sentimientos como la tristeza, la angustia o la ira. Y es que estimula la producción de serotonina, una hormona con poder tranquilizante.

Ayuda a hacer amigos. A la hora de relacionarnos con los demás, una amplia sonrisa es la mejor carta de presentación. Es un lenguaje universal que nos servirá para romper el hielo y ofrecer una buena imagen de nosotros mismos. Cuando no sepas qué hacer o qué decir, sonríe. Tendrás mucho ganado.

Invita al amor. Las personas con sentido del humor suelen resultar más atractivas que aquellas que, a pesar de su belleza, son incapaces de entender una broma. La risa, además, establece una complicidad única en la pareja. "La capacidad de reír juntos es el amor", aseguraba la escritora Françoise Sagan.

Aumenta nuestras capacidades. El buen humor también estimula la producción de adrenalina, la hormona de la creatividad y la imaginación. Al liberarnos de la tensión, nos desbloquea y nos permite mostrar lo mejor de nosotros mismos. Las personas divertidas derrochan inteligencia, ingenio y amabilidad. ¡No se puede pedir más!

Soluciona problemas. La risa nació como necesidad de comunicación en épocas en las que el lenguaje todavía no estaba muy desarrollado, ya que permitía llegar a un buen entendimiento y aliviaba la tensión. Ante una situación delicada, nos puede ayudar a desdramatizar.

TÉCNICAS PARA SACAR EL MÁXIMO PARTIDO DE LA RISA

Hay personas que tienen una gran facilidad para estallar en carcajadas mientras que hay otras a las que reír les cuesta lo suyo. Si te encuentras en este último caso, gana buen humor con estas sencillas recomendaciones.

Rodéate de personas simpáticas.- Todos tenemos algún amigo o familiar "muy de broma". Se trata de personas simpáticas y positivas que siempre logran arrancarnos una sonrisa, incluso en los peores momentos. Busca su compañía y serás más feliz. ¡No hay nada más contagioso que la risa!

Apúntate a "El club de la comedia".- Películas cómicas, series de televisión, revistas de humor, teatro... Cualquier pasatiempo es bueno si te ayuda a olvidarte de los problemas y reírte a mandíbula batiente.

Recuerda momentos cómicos de tu vida.- Si estás algo decaído/a, echa la vista atrás y rememora las anécdotas más divertidas de tu vida. De esta manera, recuperarás las buenas sensaciones que tuviste en ese momento y aliviarás tu malestar.

Trata de ver el aspecto divertido de las cosas.-  Ver la vida desde el prisma del humor te ayudará a desdramatizar ciertas situaciones y abordarlas con una actitud lo más positiva posible. En ocasiones, un punto de vista diferente puede quitarle hierro al más peliagudo de los asuntos.

EL PODER TERAPÉUTICO DE LAS COSQUILLAS

Es la forma más rápida y sencilla de hacernos reír. Y no sólo eso, según un estudio, hacer cosquillas a nuestros seres queridos tiene múltiples ventajas.

Cómo realizarlas.- Las mejores cosquillas son aquellas que se hacen con las yemas de los dedos, de forma suave y envolvente.

Efectos.- Ayudan a ahuyentar el mal humor y la tristeza e, incluso, a estrechar lazos entre las personas. Al hacer cosquillas a nuestra pareja o a nuestros hijos se establece una corriente de complicidad y simpatía inmediata.



jueves, 19 de diciembre de 2013

ELEGIR EL CALZADO MÁS SALUDABLE


Muchos problemas de salud están relacionados con una mala elección de los zapatos. A la hora de optar por uno u otro modelo, es importante tener en cuenta los siguientes importantes factores:

Material.- Deben estar hechos de material transpirable, como la piel. Los zapatos de plástico o de polipiel no resultan recomendables.

Altura.- En el calzado que usamos a diario, la altura del tacón debe ser inferior a los 4 cm. Los zapatos que superan esta medida causan una sobrecarga en la parte delantera del pie y pueden afectar la columna. Tampoco es conveniente usar un calzado totalmente plano, ya que puede provocar dolor en la planta del pie y mala circulación.

Forma.- Debe ser flexible (lo sabremos si podemos doblarlo) y adaptarse perfectamente a la forma del pie. Hay que procurar que no sea muy ancho (no sujetará bien) ni muy estrecho (corremos el peligro de sufrir problemas como ampollas o juanetes).

Modelo.- Se aconseja usar un tipo de calzado adecuado a cada ocasión (zapatillas para practicar deporte, calzado cómodo para el día a día, zapatos con tacón únicamente para vestir, etc.).



viernes, 13 de diciembre de 2013

MEJORA TU HUMOR Y SÁCALE EL MÁXIMO PARTIDO A TU VIDA


MANTENERTE ACTIVO Y MINIMIZAR LOS PROBLEMAS TE HARÁ SENTIR FELIZ
Inevitablemente en algunas épocas, nuestro estado de ánimo no está en su punto más álgido. Rodearte de amigos, hacer actividades que te motiven e intentar cambiar tus preocupaciones por una sonrisa son los primeros pasos para recuperar la alegría.

Salir de paseo, ir al cine o jugar un partido de tenis son actividades que te distraen y te aportan un bienestar físico y emocional. Practícalas con asiduidad y sácales el máximo provecho, sobre todo en los momentos de bajón emocional. ¡Recuperarás antes tu energía y buen humor!

PEQUEÑAS ACCIONES EN TU VIDA DIARIA
La vida nos pone a prueba continuamente con sorpresas muy gratas, que acogemos con entusiasmo y sabemos exprimir, y con otras menos favorables. En este último caso, la actitud que tomamos frente a ellas es decisiva para darles un giro a nuestro favor y salir reforzados de ellas. El apoyo incondicional de nuestra familia y amigos son el mejor escudo para impedir que hagan mella en nosotros y la mejor defensa para superarlas.

Aprende a relativizar.- "Si exagerásemos nuestras alegrías como hacemos con nuestras penas, nuestros problemas perderían importancia". Esta máxima del ensayista francés Anatole France resume a la perfección la magnitud que toman muchos aspectos que podríamos relativizar. Ser conscientes de que nuestro humor es variable y quitar hierro a los momentos menos alegres nos permitirá analizar la situación desde otra óptica y entender que podemos hacer una lectura positiva de todo lo que nos ocurre.

Muévete.- Cualquier ejercicio físico, desde caminar o subir escaleras hasta hacer escalada, provoca un estado de felicidad natural. Elige la actividad que más te guste -el yoga y el pilates son disciplinas con un impacto muy favorable sobre el estado de ánimo- y ponte en acción. Si la practicas con algún amigo/a, multiplicarás los beneficiosos efectos del deporte, al sumarlos con los que aporta la buena compañía. El baile, por ejemplo, también es una excelente opción: combina el movimiento con la música -intenta elegir las canciones que más te gusten para disfrutar plenamente de la experiencia sensorial-.

Sé generoso/a.- Ayudar a los demás de forma desinteresada produce una inmensa sensación de bienestar y satisfacción a quien lo hace. Muchas investigaciones han concluido que la generosidad ayuda a sentirte bien y da sentido a la vida. Comparte tus cosas, implícate con los demás e intenta colaborar con distintos proyectos.

Organízate.- Realizar muchas y variadas actividades es enriquecedor, pero puede generar cierto estrés o intranquilidad cuando surgen dificultades para llevarlas a cabo. Por ello, conviene ser selectivo/a y elegir las que más nos interesen y, luego, planificarlas todas para sacarles el máximo partido.

Mímate.- Intenta dedicarte, al menos, unos minutos cada día a ti mismo/a. Tómate un baño relajante, hazte un masaje o ve a la peluquería. Si cuidas tu aspecto físico, te gustarás más y, en consecuencia, te sentirás mejor y se reflejará en tu estado de ánimo.

¡SONRÍE! CONTAGIA ALEGRÍA Y BENEFÍCIATE
Con este simple y espontáneo gesto puedes lograr muchas cosas. Cuando nos reímos, nos contagiamos de alegría y lo transmitimos a quienes están a nuestro alrededor. Además, la buena sintonía que desprende ese movimiento facial repercute muy positivamente en nuestra salud. ¡Aprovéchate de las incontables virtudes de unas carcajadas!

Hace más atractivo/a.- La sonrisa es uno de los puntos fuertes del rostro. Quienes se ríen con frecuencia resultan más atractivos a la vista de los demás y desprenden simpatía y proximidad. Además, en una pareja, esta comunicación no verbal crea vínculos muy fuertes.

Libera tensiones.- Reír es un mecanismo de defensa, tanto a nivel físico -reduce la presión sanguínea, relaja los músculos y estimula las defensas- como emocional -frena el estrés y la ansiedad-, que nos ayuda a relajarnos. Cuando lo hacemos, liberamos endorfinas, unas hormonas que nos hacen sentir felices. Por otro lado, la risa rompe la tensión social que se crea en determinadas situaciones, aportando naturalidad.

Corazón sano.- Diversos estudios confirman que las personas risueñas tienen un 40% menos de probabilidades de sufrir un infarto porque, al reír, el tejido que recubre los vasos sanguíneos se expande y evita que se formen coágulos.

Alarga la vida.- Según un estudio de la Universidad de Navarra, está practica tan sana refuerza nuestro sistema inmunológico y, en consecuencia, puede hacernos más longevos.

CAPRICHOS PARA EL PALADAR Y EL OLFATO
Algunos alimentos contienen sustancias químicas excitantes que ejercen un efecto positivo sobre nuestro estado de ánimo. ¡Date un capricho de vez en cuando!

Dulces.- En contacto con la lengua, el azúcar estimula la producción de endorfinas que, en el organismo, provocan bienestar emocional. El chocolate, por ejemplo, contiene feniletilamina, un tipo de endorfina que nos despierta un sentimiento de euforia.

Aromas.- Determinados olores pueden hacerte sentir mejor. Además del aroma a chocolate, el del café favorece la relajación, el del limón mejora el estado de ánimo y el que desprenden las rosas, el jazmín y la lavanda provoca emociones positivas.





martes, 10 de diciembre de 2013

PSORIASIS VULGAR



La psoriasis es una enfermedad inflamatoria, no contagiosa y crónica de la piel. que cursa presentando lesiones en forma de placas descamativas sobre una base de color rojo brillante. Suele aparecer en forma de brotes que se controlan con un tratamiento y seguimiento adecuados.

CAUSAS.- Se desconoce la causa, aunque parecen intervenir factores genéticos, siendo más probable en familiares que la padecen. Existen diferentes desencadenantes que favorecen la aparición de un brote o empeoramiento del mismo en personas que ya la sufren. Los más probables son:
-Alcohol y tabaco, entre otros tóxicos.
-Estrés.
-Los climas fríos y secos (mejora en verano).
-Rasguños, golpes o cicatrices: es frecuente que aparezca una placa en esas zonas.
-Algunos medicamentos como, por ejemplo, los antiinflamatorios.
-Factores hormonales: puede empeorar en la pubertad y la menopausia.
-Obesidad.
-La presencia de una infección.

SÍNTOMAS.- La psoriasis vulgar es la forma de presentación de casi el 90% de las personas que padecen esta dolencia y se trata de placas bien definidas con escamas en la superficie de un color nacarado, que se suelen localizar sobre todo en codos, rodillas y cuero cabelludo, aunque también pueden aparecer en tronco y extremidades. Estas manchas se extienden y cubren áreas mayores en la piel, pudiendo provocar algo de picor. La psoriasis siempre cursa en brotes (intermitente) de forma crónica.
En las personas inmunodeprimidas o con enfermedades autoinmunes, como la artritis reumatoide, los síntomas de la psoriasis pueden ser muy severos.

DIAGNÓSTICO.- Fundamentalmente se diagnostica a través de la exploración, con la inspección visual y la palpación de las placas presentes, así como por su distribución en las diferentes zonas que afecta en el organismo.
Aunque en muy pocas ocasiones, si existen dudas en el diagnóstico, se puede realizar una biopsia cutánea.

TRATAMIENTO.- Es importante saber que no es curativo, aunque sí ayuda a mejorar los brotes y a reducirlos.
Se suele iniciar con un tratamiento tópico (aplicado directamente sobre la piel), en forma de cremas de corticoides o con queratolíticos (consiguen disminuir la descamación) o con fármacos análogos de vitamina D (disminuyen las células que se acumulan y forman las placas).
A veces, dependiendo de la extensión o localización, se debe realizar un tratamiento vía oral o se puede recomendar la fototerapia, que es muy eficaz y se basa en una exposición controlada por el dermatólogo de luz ultravioleta (UVA o UVB), que consigue reducir la inflamación y disminuir el número de brotes.




viernes, 6 de diciembre de 2013

SEDENTARISMO Y REDUCCIÓN DE VIDA


Mantenerse activos reduce los efectos del paso del tiempo. Hacer deporte con regularidad no sólo mejora la calidad y disminuye el riesgo de muchos trastornos crónicos, sino que, además, actúa a nivel celular, prolongando nuestra esperanza de vida.

El paso de los años aumenta los radicales libres (las moléculas que atacan a las células y producen el envejecimiento) pero un reciente estudio ha demostrado que las personas activas físicamente mantienen jóvenes los mecanismos que luchan contra estos compuestos.

Hay que tener en cuenta, además, que el sedentarismo es uno de los factores de riesgo más importante a la hora de sufrir obesidad, accidentes cardiovasculares, diabetes tipo 2, cáncer, hipertensión y osteoporosis.

También puede aumentar las posibilidades de sufrir trastornos relacionados con la próstata, debido a la poca movilidad de la musculatura abdominal y la presión continuada que recibe este órgano cuando se está sentado.

Por todo ello, los especialistas aconsejan realizar ejercicio a diario y evitar hábitos sedentarios como ver la televisión o navegar por Internet durante horas.


miércoles, 4 de diciembre de 2013

LAS DOS RANAS


Un grupo numeroso de ranas iban paseando por el bosque cuando, de repente, dos de ellas cayeron en un profundo pozo. En ese momento, todas las ranas pensaron que no habría manera de salvar a sus compañeras y que allí habían acabado sus días. Por eso, desesperadas y angustiadas, no paraban de gritarles: "¡No podréis salir de ahí!, ¡dejad de saltar, no tiene sentido!".
Pero las pobres no hacían caso a esos gritos de desaliento que sólo conseguían minar sus cada vez más escasas fuerzas. De hecho, uno de los anfibios pronto se desanimó, paró de saltar y se ahogó. La otra rana no se dejó vencer y siguió salta que te salta pese a los agoreros gritos de sus congéneres: "¡No lograrás salir del pozo!".
Finalmente, la rana salvó su vida. Pero fue gracias a que era sorda y pensó que las demás, con sus gestos y gritos, la estaban animando a seguir esforzándose para salir del hoyo. Y es que una palabra de aliento puede sacar adelante a alguien que se encuentre desanimado y una palabra destructiva puede desmoralizar hasta al más optimista.


lunes, 2 de diciembre de 2013

LAS ETAPAS DE UNA RELACIÓN SENTIMENTAL


La trayectoria de una pareja pasa por varias fases: el enamoramiento, la llegada del primer hijo, la época de la madurez... Cada una de ellas tiene sus ventajas e inconvenientes y, para disfrutar plenamente de todas ellas, es importante saberse adaptar a sus características. Cómo hacerlo:

-Los seis primeros meses. El deseo sexual es tan intenso y apabullante que todo lo demás queda en un segundísimo plano. Qué hacer. Por muy fuerte que sea la pasión, nunca pierdas de vista otros aspectos importantes de tu relación. Te ayudará a conseguir continuidad en el futuro.

-Los tres primero años. La unión se afianza día a día y, si fuiste cauto/a en la etapa anterior, viviréis una época muy plena y feliz. Qué hacer. Aprovecha la confianza de la que gozáis para limar posibles asperezas y adaptaros mejor el uno al otro.

-A partir de los tres años. La unión es total, aunque es posible acusar una cierta monotonía, sobre todo por lo que respecta al sexo. Qué hacer. No te olvides de los mimos y sigue ganándote el amor de tu pareja a diario.

-Llegan los niños. Aumentar la familia refuerza los lazos, pero también puede convertirse en una fuente de problemas. Qué hacer. No renunciéis a la intimidad. Reservaros momentos para estar solos y tranquilos.





sábado, 30 de noviembre de 2013

FIBROMIALGIA


Se trata de dolor crónico, presente durante tres meses como mínimo, que no está provocado por ninguna causa conocida. Aunque hay muchas incógnitas sobre su origen, se cree que existe una alteración en los mecanismos que procesan e informan el dolor a nivel del sistema nervioso central

CAUSAS
Tiene un importante componente familiar, ya que es ocho veces más frecuente en familiares de primer grado. A pesar de no conocerse su origen, se cree que existen unos factores que la podrían desencadenar en algunos pacientes:

- Traumatismos físicos, cirugías y accidentes de tráfico.
- Alteraciones hormonales como, por ejemplo, el hipotiroidismo.
- Estrés.
- Algunas infecciones.

SÍNTOMAS
Se caracteriza por dolor generalizado de más de tres meses de evolución, cefaleas, alteraciones en el estado de ánimo (depresión o ansiedad), fatiga (generalmente por las tardes), alteraciones en el ritmo del sueño, déficit de atención y disminución de agilidad mental, alteración de la memoria a corto plazo y hormigueos en brazos y piernas.
Además, también hay descritos otro grupo de síntomas no tan frecuentes, pero en ocasiones presentes: dolor torácico y abdominal, palpitaciones, sequedad ocular, fluctuaciones de peso, disfunción sexual...

DIAGNÓSTICO
La exploración física que realiza el especialista y la aparición de dolor a la palpación de determinados puntos corporales (puntos gatillo) determinan el diagnóstico. No hay ningún parámetro de laboratorio o hallazgos en las pruebas de imagen que lo confirmen, por lo que todos los exámenes realizados estarán dentro de la normalidad. Pero dado que se trata de una patología que se diagnostica descartando otras causas, dependiendo de la sintomatología que presente el paciente, se realizarán las pruebas que se crean oportunas.

TRATAMIENTO
No existe cura para esta dolencia. Actualmente no hay ningún fármaco aprobado como indicación específica de la fibromialgia, por lo que su tratamiento farmacológico se dirige a aliviar los síntomas que provoca. Además, existen otro tipo de terapias, como el ejercicio físico de intensidad moderada, que pueden mejorar los síntomas y, con ello, la calidad de vida.

miércoles, 27 de noviembre de 2013

INCONTINENCIA URINARIA


La musculatura de la zona pélvica (el denominado suelo pélvico) pierde firmeza con los años, debido a los embarazos y partos y, sobre todo, a los cambios que tienen lugar en la menopausia. Cuando esto ocurre, cada vez resulta más difícil controlar la orina y pueden suceder los primeros escapes, sobre todo al toser, reír, etc. Para prevenir su aparición o retrasarla al máximo, es importante seguir los siguientes consejos:
  1. Acude al baño con la frecuencia necesaria. Si la vejiga permanece llena durante demasiado tiempo, aumenta el riesgo de que rebase. Para evitarlo, se aconseja orinar entre 6 o 8 veces al día.
  2. Toma precauciones. Cuando tengas que estornudar, reír, saltar, cargar peso, etc., trata de contraer los músculos que controlan la orina. De esta manera, evitarás escapes.
  3. Refuerza los músculos de la zona. Dos veces al día, dedica unos minutos a realizar ejercicios que te ayudarán a fortalecer el suelo pélvico. Consisten en contraer los músculos que se utilizan para controlar la orina durante 5 segundos y, a continuación, relajarlos durante 10 segundos. Realiza tres series de seis repeticiones cada vez.


domingo, 24 de noviembre de 2013

CONTROLA LAS PREOCUPACIONES PARA CONSEGUIR UN ESTADO DE ÁNIMO MÁS SERENO


Priorizar lo importante y aprender a relativizar aportará paz a tu vida 

 Hay etapas de nuestra vida en las que los problemas nos superan o tendemos a sobredimensionarlos. Esta situación de intranquilidad condiciona nuestro día a día y nos impide avanzar. Analizar qué nos preocupa y si merece la pena invertir tanto tiempo en ello nos ayudará a valorar los problemas desde otra óptica y nos permitirá recuperar la calma. 


 Ver el vaso medio lleno o medio vacío sólo depende de nosotros. Frente a una situación adversa o una racha complicada, podemos reaccionar lamentándonos y considerándonos víctimas de la misma o bien encarándola de una forma positiva y asumiendo que los momentos menos fáciles forman parte de nuestra existencia y, como tales, nos ayudarán a evolucionar. 

 Toma la rienda y guía tus pasos 

 Las prisas, la necesidad de quererlo todo al instante y las autoexigencias laborales y personales que nos imponemos acaban pasándonos factura. Esto deriva en una serie de preocupaciones que pueden acabar convirtiéndose en el centro de nuestras vidas. ¡Ponerle remedio es más fácil de lo que parece! 

Sé selectivo/a. Muchas de nuestras preocupaciones surgen porque queremos acaparar demasiadas cosas. Elige qué es lo importante y descarta aquello de lo que puedas prescindir. Aprende a establecer prioridades y, sobre todo, a decir que no. Así, disfrutarás más intensamente de todo lo que hagas y evitarás situaciones de estrés. 
Controla tu vida. Cuando priorizas, automáticamente estás eligiendo una opción y descartando otra. Este proceso selectivo, además, te permite tomar las riendas de tu vida y tenerla bajo control. Ese dominio del entorno genera tranquilidad y la sensación de saber que eres dueño de tus actos. 
Pensamiento positivo. ”Un optimista ve una oportunidad en toda calamidad; un pesimista ve una calamidad en toda oportunidad”. Esta máxima del primer ministro británico Winston Churchill resume a la perfección las distintas maneras de reaccionar de las personas frente a la adversidad. La misma realidad puede ser interpretada y vivida de dos maneras diferentes, dependiendo del enfoque que cada uno le dé. Además, nuestros pensamientos y acciones condicionan nuestras emociones, por lo que, si son positivos, incidirán favorablemente en nosotros y nos ayudarán a alcanzar la anhelada calma. 
Quítales importancia. Unido al pensamiento positivo, está la capacidad de valorar las preocupaciones en su justa medida. Aunque éstas puedan perturbar nuestra vida diaria, hemos de entender que son pasajeras y no deberían condicionar nuestro presente. 
Mímate. Intenta dedicarte un rato al día a ti mismo/a, aunque sean 20 minutos. Lee un libro, tómate un baño relajante o hazte un masaje corporal. Durante ese tiempo, toda tu energía se focalizará en esa actividad y los problemas quedarán en un segundo plano. 

 Confiar en ti: Garantía de éxito 

 Tú eres quien mejor sabe cuáles son tus puntos fuertes y débiles. Aprovecha esta ventaja para “dominar” los contratiempos y encontrar la paz y el bienestar interior. 
De frente. Busca el origen de tus preocupaciones y encáralas. Huir de ellas o aparcarlas es una solución válida sólo temporalmente, porque, al final, tendrás que acabar controlándolas. 
Aprendizaje útil. Poner en práctica tus recursos es una habilidad que te ayuda a saber qué aspectos personales debes reforzar para sentirte bien –como la paciencia o el tesón-. Este proceso es un aprendizaje muy útil para ganar confianza en ti mismo/a y conocerte más. 

 MANTENER TU MENTE OCUPADA: LA MEJOR DISTRACCIÓN 

 Dedicar una parte de tu tiempo a hacer cosas que te gusten y te aporten un beneficio personal es una manera muy saludable y divertida de despejarte. ¡Llena tus horas libres de actividades, disfruta de ellas y mantén las preocupaciones alejadas de ti! 
 • Lleva una vida social activa. Disfrutar de los amigos y de una buena compañía es la mejor terapia para estar entretenido/a. Haz planes en grupo, intenta mantener un contacto diario o muy frecuente con tus amistades y seres queridos y rodéate de personas optimistas y vitales. 
Haz ejercicio físico. Practicar algún deporte es un antídoto muy eficaz contra las preocupaciones y una gran ayuda para liberar tensiones. Muévete: basta con un paseo a diario para sentirte mejor. 
Aprende a relajarte. Algunas técnicas, como el yoga y el taichí, mejoran la respiración y ayudan a recuperar la tranquilidad. Encontrar la serenidad corporal mejora el ánimo. 
Disfruta del aire libre. La vida en la ciudad y en los núcleos urbanos y las obligaciones laborales pueden generar situaciones de estrés. Intenta escaparte de vez en cuando a algún lugar alejado de la contaminación atmosférica y acústica. ¡Deja que fluyan los problemas en un entorno natural! 
Descansa. Todas estas actividades deben combinarse con un buen descanso, la desconexión más confortable y efectiva. Intenta mantener las mismas horas de sueño durante la semana y acostarte y levantarte a la misma hora.




viernes, 22 de noviembre de 2013

UN VALOR QUE NUNCA CAMBIA


 Una profesora decidió dar una lección práctica e inolvidable a sus alumnos y, para ello, se sirvió de un flamante billete de 5 euros. "¿A quién le gustaría tener este billete?", les preguntó a los pequeños. Todos levantaron la mano sin dudarlo un segundo.
  Después, ante el asombro de los niños, la profesora arrugó el billete hasta que casi quedó convertido en una bola de papel. No obstante, cuando les volvió a hacer la misma pregunta, todos seguían deseando poseer esos 5 euros.
  Finalmente, la profesora tiró el billete al suelo, y como poseída por un ataque de ira, lo pisoteó hasta convertirlo en un trozo de papel sucio como sacado de la basura. "¿De verdad que aún seguís interesados en él?". Los niños, sin poder aguantar la risa ante esta original clase, continuaron afirmando en coro con un sonoro "Sííííí...".
  "Pues bien", prosiguió la profesora, "a vosotros os puede pasar lo mismo que a este billete. Aunque os sintáis rechazados, pisoteados y maltratados por algunas personas, sabed que, para quienes realmente os quieren, vuestro valor nunca cambiará por muy "arrugados" que estéis".




jueves, 21 de noviembre de 2013

CONTROLA TU MAL GENIO


La ira no es buena consejera, pues conduce a un sentimiento de culpabilidad y tristeza. Sin embargo, conviene expresarla, pues, en caso contrario, provoca tensión, pensamientos hostiles y desprecio hacia el otro.
Para evitarlo:
  • Primero hay que aceptar el sentimiento que te ha sacado de quicio y observarlo.
  • El siguiente paso es reducir la ira: sal del lugar donde estés, toma el aire, aíslate para escribir el problema, intenta relajarte.
  • Expresa la ira de forma asertiva, comunicando la emoción sin atacar la autoestima del otro y sin descentrarse del problema en cuestión. Así evitas el malestar y refuerzas la propia autoestima.
  • No dramatices. No hay nada tan importante en la vida como para que te haga perder los nervios controladamente. Además, si no manejas tu mal genio, las consecuencias negativas se podrían multiplicar en varios frentes y el resultado empeoraría.


lunes, 18 de noviembre de 2013

DORMIR POCO AUMENTA EL RIESGO DE SOBREPESO


El sueño es salud y no solo por el descanso físico y mental que proporciona. Cuando dormimos, ponemos en marcha muchas funciones esenciales para el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.
  • Según un estudio, la falta de sueño altera las hormonas que regulan el apetito, lo que se traduce en un rápido y continuado aumento de peso. Si dormimos poco, al día siguiente tendremos más apetito y una mayor necesidad de picar entre horas.
  • Durante el sueño, además, se estimula la producción de la denominada hormona de crecimiento, una hormona que acelera el metabolismo y, por lo tanto, nos ayuda a quemar calorías. Si no dormimos bien, nuestro metabolismo irá más lento y tendremos una mayor tendencia a engordar.
  • La falta de sueño y una alimentación poco saludable no solo producen sobrepeso, sino también aumentan el riesgo de sufrir diabetes y envejecimiento prematuro, entre otros trastornos importantes.
  • Para conseguir un buen descanso, se aconseja dormir en una habitación oscura (la luz provoca sueños ligeros) y de una sola vez. También favorece tomar, antes de acostarse, una infusión de tila o de rooibos.


sábado, 16 de noviembre de 2013

CÓMO DORMIR TODA LA NOCHE SIN SOMNÍFEROS






Entre el 8 y el 12% de la población sufre insomnio crónico. Muchos de ellos recurren a los fármacos para solucionarlo, sin antes haberle dado la oportunidad a otros métodos más inocuos y, a largo plazo, más eficaces.

Años atrás, cuando todavía no existía la electricidad y las personas se levantaban al alba y se iban a dormir al anochecer, el insomnio no existía. No fue hasta la irrupción de la luz eléctrica cuando empezaron a registrarse los primeros casos. Desde entonces los problemas de sueño no dejan de aumentar año tras año. La televisión, el ordenador, Internet… han contribuido a alejarnos aún más de nuestro ritmo biológico, sobreestimulando nuestro cerebro y dificultando el sueño. La solución está, por lo tanto, en tratar de relajarnos.

Un ritmo de vida más sosegado

En la gran mayoría de ocasiones, el insomnio aparece como consecuencia de la tensión que hemos sufrido durante el día. Los pensamientos obsesivos (las preocupaciones, los miedos, etc.) dificultan el sueño y empeoran su calidad. Trastornos emocionales como la ansiedad y el estrés también pueden provocarlo. En todos estos casos, es necesario adoptar una serie de pautas para desconectar y conseguir la relajación necesaria para conciliar el sueño.
§         RELÁJATE
Hay infinidad de medios muy eficaces para tranquilizarse antes de ir a dormir.
-Baños. Puedes sumergirte en una bañera o bien darte un baño de pies con agua templada y un puñado de sal.
-Ejercicio. Otra posibilidad es dar un paseo después de cenar o hacer un ejercicio suave, pero nunca justo antes de irse a dormir, ya que puede estimular demasiado y dificultar el sueño.
-Lectura. Leer un poco antes de ir a la cama puede resultar muy agradable pero, si notas que te despeja, es mejor que prescindas de ello.
-Bebidas calientes. Tomar un vaso de leche o una infusión antes de acostarse también puede servir de ayuda.
-Escuchar música. Hay recopilaciones especiales con música que induce al sueño. De todos modos, cualquier canción suave puede servir para ello.
-Técnicas de relajación. Los ejercicios de respiración, el yoga, el tai-chi, etc., ayudan a tranquilizar los ánimos y a dormir mejor.
§        HÁBITOS SALUDABLES
-Establece un horario. Acostarse y levantarse siempre a la misma hora (incluidos los fines de semana) es una medida básica para luchar contra el insomnio.
-No duermas la siesta. Si te cuesta prescindir de ella, procura que no supere los 20 minutos.
-Procura que el ambiente sea propicio. La habitación tiene que estar a oscuras (prescinde de los aparatos luminosos como los despertadores eléctricos), silenciosa y a una temperatura moderada. Evita la presencia de aparatos electrónicos, como la televisión o el ordenador.
-Reduce el consumo de sustancias estimulantes, como el café, las bebidas de cola, el alcohol y el tabaco, sobre todo en la segunda mitad del día.

Terapias alternativas

Los somníferos ya no son el tratamiento de primera elección en los casos rebeldes de insomnio. Hoy en día, se prefiere intentarlo antes mediante otro tipo de terapias.
§        PRODUCTOS NATURALES
Relajan y no tienen efectos secundarios. Plantas como la valeriana, la melisa, la flor de azahar, la tila, la pasiflora, el espino blanco, entre otras, contienen suaves efectos tranquilizantes. Se administran en infusiones y en extracto y son una excelente ayuda sobre todo para las personas a las que le cuesta conciliar el sueño.
§        ACUPUNTURA
La aplicación de agujas en zonas estratégicas facilita la relajación muscular y la disminución del estrés, por lo que es una poderosa arma contra el insomnio. Antes de iniciar el tratamiento es necesario determinar las causas que producen este problema (estrés, dieta incorrecta, desgaste intelectual, etc.)
§        AROMATERAPIA
Añadir unas cuantas gotas de esencia de lavanda, melisa o manzanilla en un pañuelo y colocarlo cerca de la almohada puede ayudar a dormir mejor.
§         FLORES DE BACH
Resultan muy eficaces cuando el insomnio está provocado por problemas emocionales. Plantas como la verbena, el castaño blanco o la agrimonia, entre otras, resultan muy indicadas para estos casos.
§         HOMEOPATÍA

El medicamento homeopático que se prescribirá será diferente en cada caso, dependiendo de los síntomas particulares de cada persona. Los remedios más utilizados son arsenicum álbum, cuando la persona tiene problemas de ansiedad y perfeccionismo excesivo, belladona, cuando el sueño es muy inquieto con pesadillas, calambres, etc., nux vómica, cuando el sueño es ligero y se despiertan antes de la hora, etc.


LA DIETA QUE AYUDA A CONCILIAR EL SUEÑO

       APUESTA POR LOS HIDRATOS DE CARBONO. Pan, pasta, arroz… son alimentos que contienen triptófano, un agente inductor del sueño.
       VITAMINA B6 Y MINERALES. Para metabolizar el triptófano es necesario que en el organismo hayan unos niveles adecuados de vitamina B6 (presente en carnes, pescado, huevos y cereales integrales) y de minerales como el calcio y el magnesio (frutos secos, legumbres).
        LECHUGA SEDANTE. Por sus propiedades tranquilizantes, es el alimento estrella para luchar contra este problema, sobre todo si es de origen nervioso.
            NO A LAS GRASAS. Son la otra cara de la moneda ya que favorecen la producción de hormonas estimulantes como la dopamina o la adrenalina. Conviene, por lo tanto, no incluirlas en las cenas. Los alimentos más perjudiciales son los embutidos, algunos quesos, las carnes rojas, los fritos y las salsas.
           CENA LIGERA. Teniendo en cuenta todos estos factores, la cena ideal para disfrutar de unos dulces sueños sería, por ejemplo, una ensalada de lechuga con un plato de pasta aliñada de forma sencilla y ligera y una pieza de fruta.



martes, 12 de noviembre de 2013

NUTRICIÓN



 Las personas que comen un mínimo de ocho raciones de frutas y verduras al día son un 22% menos propensas a sufrir enfermedad cardíaca isquémica que las que consumen menos de tres raciones. Una porción equivale a 80 g de verdura o a una pieza de fruta. 

 La dieta mediterránea ayuda a tratar los síntomas de asma infantil. Una alimentación a base de legumbres, pescado, fruta, verdura y aceite de oliva proporciona nutrientes de efecto antioxidante, como los betacarotenos, vitaminas C y E, selenio, flavonoides y polifenoles, muy beneficiosos para tratar esta enfermedad. 

 Según un reciente estudio, sólo un 25% de las personas con sobrepeso consumen fruta y verduras a diario. En España, el consumo de este tipo de alimentos está muy por debajo de las cinco raciones recomendadas al día. 

 Hay una serie de alimentos que pueden dificultar la absorción de calcio en el organismo, un mineral imprescindible para la buena salud de los huesos. Una dieta excesivamente abundante en productos ricos en fósforo y bajos en calcio, como la carne y algunos refrescos, puede causar este efecto, por lo que no hay que abusar de ellos.