lunes, 27 de febrero de 2017

Evita la dependencia excesiva hacia tu pareja


El amor es entrega, pero hasta cierto punto. Cuando se pierde la conciencia del propio yo para fundirse completamente en el otro, estamos hablando de una situación anómala que debe reconducirse.
  • Señales de alarma. Para saber si la situación adquiere tintes preocupantes, debemos estar atentos a estos síntomas: angustia o tristeza ante la separación aunque tan sólo sea de unas horas, posesividad excesiva, celos injustificados, falta de respeto por la libertad del otro, dificultad para controlar los impulsos (gritos, acusaciones...), comportamientos irracionales, etc.
  • La clave, la confianza en uno mismo. Cuando se llega a este tipo de situaciones, se debe trabajar individualmente aspectos importantes como la autoestima, el respeto por uno mismo, la realización personal, etc.
  • Recuperar la propia identidad. Es posible que la persona que está muy pendiente de su pareja, haya olvidado su realización personal. Para cambiar esta situación, se debe desarrollar la individualidad potenciando las actividades sociales, apuntándose a cursos, etc.
  • Controlar la ansiedad. Los ejercicios de relajación y las aficiones son una ayuda para dejar de obsesionarse.



No hay comentarios:

Publicar un comentario